Toxina Botulínica – Botox

Existe la opción de la aplicación de pequeñas cantidades de una proteína purificada llamada Toxina Botulínica tipo A, cuya función de ésta es producir relajación muscular en los sitios de inyección que serán aquellos músculos involucrados en la marcación de líneas de expresión, fundamentalmente debe ser aplicada en la región frontal, alrededor de los ojos, en la zona superior de la nariz, y el cuello.

La aplicación es rápida y segura, se puede realizar en el consultorio, con o sin anestesia local, dando resultados luego de 48-72 horas posterior a su aplicación, y los resultados permanecen entre 4-6 meses dependiendo del paciente.

Igualmente la toxina botulínica puede ser utilizada en pacientes con excesiva sudoración en las manos, patología conocida como Hiperhidrosis palmar o axilar disminuyendo de manera importante la producción de sudor. Con una duración del efecto en promedio de manera similar entre 4-6 meses.