Mamoplastia de Reducción

Para muchas mujeres la reducción del tamaño de los senos ofrece la solución a problemas funcionales importantes como el dolor de espalda, mala postura, incomodidad física, alteraciones psicológicas y también genera mejoría estética importante por el cambio de tamaño y forma acorde a su gusto.

Las pacientes que solicita una mamoplastia de reducción presentan gran variedad de problemas, desde la joven adolescente que durante su periodo de pubertad ha tenido un crecimiento marcado de sus senos, hasta la mujer madura con mamas grandes que le han generado grandes problemas funcionales y estéticos a lo lardo de la vida.

Lo más importante es el conocimiento de las motivaciones y las expectativas para decidir a partir de allí los procedimientos que mayor beneficio den a la paciente.

Como he insistido a lo largo de esta revisión la valoración preoperatoria y el análisis es de gran importancia para decidir la intervención quirúrgica a realizar.

Tradicionalmente las técnicas para reducción mamaria requieren cicatrices relativamente largas, sin embargo como Usted observará en la Galería de Fotos, el cambio marcado en la forma y el tamaño del seno es muy importante.

Durante la valoración médica inicial se evalúa el índice de masa corporal, para establecer el grado de obesidad de la paciente, si ella se encuentra en sobrepeso, se insistirá en una disminución de peso previa con manejo dietario y de ejercicio, el peso de la mujer no debe exceder mas de 15Kg su peso ideal, pues el pronostico del procedimiento es mucho mejor.

La cirugía tiene promedio de 3 horas, y es realizado mediante anestesia general o regional previa valoración por el anestesiólogo con los exámenes de rigor, y con una reserva de sangre previamente hecha, la gran mayoría de veces es de forma ambulatoria, y requiere un periodo de recuperación mínimo de 8 días, el cual es manejado con medicamentos para el dolor y antibióticos, en algunas oportunidades se dejan drenes para la prevención a la formación de hematomas que se retiran en promedio a los 3 días después de la cirugía.

El manejo integral del paciente es otro punto importante para obtener excelentes resultados, de allí la importancia que su cirujano cuente con un equipo multidisciplinario idóneo, y con la capacidad suficiente para su tratamiento.