Abdominoplastia - Dermolipectomía

Ha sido una inquietud permanente el contorno corporal, de allí que desde la antigüedad se hayan inventado métodos para la mejoría del contorno abdominal, desde fajas, hasta vendajes de la cabeza a los pies, las primeras cirugías para corregir la forma de la pared abdominal se describen desde 1890 aproximadamente y a partir de allí las técnicas han evolucionado, hasta poder ofrecerle al paciente una cirugía que permite la marcada mejoría del contorno de la pared del abdomen.

¿Que pacientes requieren abdominoplastia y cuales liposucción?

Esta es una de las preguntas mas frecuentes que me realizan los pacientes que desean una cirugía de contorno abdominal, y definitivamente depende la calidad e integridad de la piel y el tejido celular subcutáneo, en pacientes con formación de estrías post-parto y debilidad muscular de la pared abdominal está indicada realizar una dermolipectomia, igualmente pacientes con buena cantidad de grasa en la pared abdominal, y quieres posterior a cirugía o cicatrices presenten deformidades grandes de ombligo, algunos presentan deformidad que esta limitada a la porción inferior del ombligo en donde hay marcada pérdida de elasticidad, pero la parte alta del abdomen es firme y plana, en este caso se puede ofrecer una minidermolipectomia.

¿En qué consiste la cirugía?

Tal como sucede en cualquier procedimiento quirúrgico electivo, la buena salud es una consideración en la selección del paciente, por ello el paciente debe realizarse unos exámenes de rutina y ser valorado por el anestesiólogo. El procedimiento debe ser realizado mediante anestesia general o regional, y la duración promedio es de 3 horas, consiste en realizar una incisión en la parte baja del abdomen, localizándose la cicatriz por debajo de la línea del bikini, camuflándose perfectamente con la ropa interior o el traje de bajo, disecar la piel, realizar una unión interna de los músculos para mejorar el contorno de la cintura tanto en los lados como en la parte de adelante, y posteriormente retirar el exceso de piel de mala calidad, igualmente es indispensable realizar un nuevo ombligo, cuya forma anatómica generará una apariencia de juventud y belleza.

La gran mayoría de las pacientes son manejados de manera ambulatoria, y el periodo de recuperación en promedio es de 12 días.

Durante el periodo post operatorio tardío se ofrece un manejo integral, realizando una historia nutricional detallada, y organizando una dieta que garantice al paciente un soporte nutricional adecuado, con un buen aporte calórico y de proteínas, sin perder el contorno abdominal obtenido, igualmente el seguimiento de ejercicios guiados permitirá mantener un resultado perfecto de la cirugía.